El pacto encubierto para que nada cambie

mariano-rajoy-pedro-sanchez-beso

Nada va a cambiar. Hoy se ha visto claro en la sesión constitutiva de las cámaras que inauguraba la XI legislatura: Patxi López ha sido elegido presidente del Congreso con la complicidad de Partido Popular y Ciudadanos. El PP ha votado en blanco y Ciudadanos a favor (después de una negociación por otros «asientos», que decían que no estaban ahí por los «asientos», pero ya vemos que son como los clásicos partidos y cuando llegan al poder se pelean por asientos).

Unido a esto está la negativa de los socialistas a admitir cuatro grupos vinculados a Podemos, lo que complica las aspiraciones de Sánchez a conseguir un pacto a la portuguesa. Así las cosas, veo abstenciones del PSOE y Ciudadanos en la segunda ronda para la investidura de Rajoy, lo que significará que nos esperan 4 años más de lo mismo (quizá con menos chulería y desparpajo como ha hecho el PP): recortes dictados desde Alemania (iba a decir Europa, pero eso ya no existe -véase la rotura del espacio Schengen), quizás esta vez más disimulados; cambio de la reforma laboral que al final va a quedar en lo mismo o peor, ya que si Ciudadanos pasa por ahí, lo único que se puede esperar es mayor «flexibilización» del empleo, «mochilas austriacas» (precarización del «paro»), etc.

Un comentario sobre “El pacto encubierto para que nada cambie”

Los comentarios están cerrados.