¿Quién gobernará España? ¿Volverá a haber elecciones?

Fuente: eldiario.es
Foto: eldiario.es

Creo que solo hay dos opciones llegado el punto en el que están las negociaciones a día de hoy: el PSOE pacta con Ciudadanos o Podemos.

En contra de lo que dije hace unos días, y debido a la cantidad de asuntos de corrupción que le han salido al PP, creo que hoy el PSOE está más cerca de conseguir la investidura de su candidato a la presidencia, Pedro Sánchez. Y aunque Ciudadanos dijo que no apoyaría al PSOE ni a la “izquierda”, estos últimos días no ha parado de negociar y negociar con el PSOE para intentar llegar a un acuerdo, aunque quiere meter en el pacto también al PP.
De uno u otro modo, hoy veo más claro que al final acabarán pactando PSOE y Ciudadanos con el beneplácito del PP (abstención). De llegar a un acuerdo con el PSOE, Ciudadanos ha dicho que facilitaría la investidura absteniéndose, pero si se hacen los cálculos, se ve claramente que para ganar por mayoría simple el día 5 de marzo, si Compromís (o alguna otra combinació -muy difícil- de los “pequeños”) no les apoya votando “Sí”, no conseguirían el objetivo de investidura de Sánchez (más síes que noes).

¿Y si el día 5 de marzo no sale investido Sánchez? Con el PP hasta arriba de corrupción, veo a Rivera pidiendo el cuello de Rajoy, y a Sánchez muy denostado después de no conseguir ser investido como presidente. Llegados a este escenario, y si contamos con que normalmente lo que ocurre en Cataluña luego acaba ocurriendo en cierta medida en España, imagino a Rajoy y/o a Sánchez dando un paso al lado y al Rey proponiendo a una figura de consenso para que así, PP, PSOE y Ciudadanos puedan votar directamente “sí” en una nueva sesión de investidura… hasta podría ser Rivera esa persona de consenso. Todo va a depender de lo que se “intoxiquen” los medios de comunicación para hacer creer a los votantes de dichos partidos que eso es lo conveniente para el país y su estabilidad económica.

Obviamente, el salto de Ciudadanos a la política española ha tenido una clara finalidad: perpetuar el poder del bipartidismo (de los que están detrás, claro!) y que nada cambie: la pinza perfecta.

El escenario que descarto completamente es que vuelva a haber elecciones: no le interesa a nadie salvo a Podemos… y quizás ni a ellos, viendo el barómetro electoral que metroscopía publica de este mismo febrero.