Archivo de la etiqueta: catalunya

Manipulación en las encuestas del 9N catalán

urna 9n

Hace unos días me encontré a un amigo que trabaja en un call center, y como hacía tiempo que no le veía, intercambiamos varias anécdotas de la vida y del trabajo. Una de las anécdotas me resultó curiosa y por eso he decidido compartirla en mi blog para que la gente vea la manipulación que hay detrás de las encuentas políticas que se hacen en España (y este caso debe ser la punta del iceberg, sobre todo viendo lo ocurrido en las últimas elecciones habidas en España).

Mi amigo me contaba que en el call center donde trabaja suelen realizar encuestas durante un tiempo según el cliente que contrate sus servicios. Suelen ser encuestas preparadas donde en un ordenador les vienen las preguntas y una lista de teléfonos fijos a los que llamar. Ellos van llamando e introducen los datos de las respuestas en el ordenador.

Un par de meses antes del 9N de 2014 (día de la consulta catalana), les llegó un encargo para realizar una encuesta relacionada con el 9N y el independentismo en Cataluña (el cliente era de Cataluña, no puedo decir más). Mi amigo me decía que normalmente los datos de las personas que ofrece el programa informático están recabados de forma en que tratan de obtener la mejor muestra posible de población para que sean fiables (con un margen de error dado). Los empleados del call center empezaron a realizar la encuesta de forma profesional con los datos que les ofrecía el programa informático, pero conforme avanzaba la encuesta, se iban conociendo resultados parciales por los empleados (no pregunté cómo) y en un momento dado arrojaba un 30% de sí a la independencia y un 70% que no.

Como a los que contrataron la encuesta no les gustaba el resultado, se decidió hacer modificaciones a la encuesta en curso: los empleados del call center usarían los datos del ordenador como siempre, pero en lugar de llamar al teléfono fijo, tendrían un papel (cada empleado) con una lista de teléfono fijo (que coincidiría con el del ordenador) y un nuevo teléfono (esta vez un móvil). Por tanto, para cada llamada tendrían que buscar el teléfono fijo que aparecía en el ordenador en la lista del papel que les habían proporcionado y llamar al teléfono móvil en lugar de al fijo que aparecía en el ordenador. Pero las respuestas que ofrecía la persona a la que llamarían los pondrían en el ordenador (asociados a ese número fijo). Es de suponer que los teléfonos móviles de la lista en papel pertenecían a gente más afín al movimiento independentista catalán.

Lo más sorprendente de todo es que el resultado seguía arrojando resultados que no eran del agrado del cliente que había encargado la encuesta. Al final se publicó esta encuesta en los medios de comunicación catalanes con un resultado muy igualado, resultado que no tenía nada que ver con el que arrojo la encuesta que realizó la empresa.

Por supuesto, esto no hay forma de demostrarlo, pero sinceramente creo que lo que me contó mi amigo es cierto, porque le conozco de hace muchos años y sería absurdo inventarse una anécdota tan enrevesada para atraer mi atención.

Por último, creo que si en algo no oficial como la consulta catalana del 9N se llega a realizar este tipo de manipulación de datos, ¿hasta dónde pueden llegar (o ya ha llegado) en las encuestas para eventos oficiales de carácter muy relevante, como pueden ser unas elecciones españolas a nivel estatal o de una comunidad autónoma? Es por eso que creo que la mayoría de encuestas fueron manipuladas en el 26J de 2016, con el consecuente resultado que hubo en las elecciones (es decir, encuestas manipuladas previas a los comicios para manipular sus resultados, todo de forma muy bien elaborada). En cambio, en las elecciones del 20D de 2015 no creo que se manipularan mucho las encuestas, solo la “subida” artificial de Ciudadanos para hacer creer a la gente que eran relevantes y que así les votaran más.

Puigdemont no será “president”

No, no lo será. Si regresara, va a la cárcel. Si intentara que lo elijieran por voto delegado o por videoconferencia, seguiría el 155 y eso llevaría a unas posibles nuevas elecciones. Pero a Convergència no le interesa que haya nuevas elecciones, porque ya tiene lo que quería: ser la primera fuerza nacional-catalana superando a ERC. Esto hacía tiempo que no ocurría, porque aunque hubiera ido junto a ERC con JxSí, en los sondeos siempre daban a ERC la victoria.

Convergència no puede perder la oportunidad de seguir gobernando como lleva haciendo desde 2010 cuando Artur Mas ganara las elecciones (con el apoyo del PP). Y si el gobierno español no quiere a Puigdemont como “president”, algo inventarán, han desmostrado ser muy creativos. Ya se oyen rumores de que la posible candidata a presidenta en sustitución a Puigdemont sería Elsa Artadi, candidata de Junts per Catalunya y directora de campaña en estas últimas elecciones.

Con tal de seguir en el poder, está claro que Convergència es capaz de hacer cualquier cosa: desde ondear la estelada para ocultar los recortes y la corrupción, el “paso al lado” que tuvo que dar Artur Mas, la candidatura conjunta con ERC (JxSí), la huída de Puigdemont a Bruselas, hasta el sacrificio político de Puigdemont. Lo que sea por seguir en el poder y continuar tapando la corrupción del 3% (aunque con el “cas Palau”, hasta Artur Mas ha tenido que apartarse aún más del partido).

Y la estrategia sigue funcionándoles a las mil maravillas. Eso sí, con la inestimable ayuda de la televisión y radio públicas de Cataluña (TV3 y CatRadio), como ya se ha comentado otras veces.

Juego de tronos versión catalana

¿Qué está ocurriendo a día de hoy en el juego de poder que hay en Cataluña?

Como ya he comentado en artículos anteriores, Convergència (CiU, CDC, PDeCat, etc… -cuando un partido cambia tanto de nombre, algo no va muy bien) ha hecho lo que ha hecho para mantener el poder, para seguir controlando Cataluña como si fuera su chiringuito playero (mejor que “cortijo”, dada la geografía) donde cobrar el 3% por todo lo que le pasara entre las manos era habitual; con casi todos sus tesoreros imputados por temas de corrupción; y con Jordi Pujol, presidente de la Generalitat durante 23 años, y toda su familia investigados también por corrupción. En este aspecto compite con el PP al premio a partido más corrupto de Europa.

A día de hoy, la problemática subyace en el pulso de poder entre Convergència y ERC por la dirección del gobierno catalán. ERC nunca ha tenido un liderazco capaz de llevar todo esto del “prusés” adelante, y cuando se vió con posibilidades de gobernar, cedió esa responsabilidad a Convergència. Claro que Convergència no se lo ha encontrado porque sí, si no que de hecho Convergència ha sido la instigadora y orquestadora de todo el asunto, como comentaré en próximos artículos. Pero a modo de resumen, todo empieza cuando el PP gana las elecciones de 2011 con mayoría absoluta, y al no poder negociar nada para conseguir migajas, Convergència, con Artur Mas a la cabeza, inicia el “camino a Ítaca” para ocultar los recortes que iba a hacer en los próximos años. Tampoco tuvieron muchos escrúpulos para llevarlos a cabo, dada su “vena” neoliberalista (la mayoría de miembros del antiguo gobierno habían estudiado en universidades estadounidenses, como pertoca a los miembros de la burguesía conservadora catalana). No les tembló el pulso a la hora de recortar pagas extras a los funcionarios (a mí aún me deben una parte de la de 2012) y privatizar edificios (los vendía y luego los realquilaban!), aguas municipales y públicas, etc. ¿Qué mejor que usar una “señera” para ocultar todo esto? Y claro, como ERC subía y subía elección tras elección, que mejor que invitarles a unirse a ellos para así, seguir teniendo el poder: no olvidemos que según las encuestas, en las elecciones de 2015, ERC hubiera conseguido la victora, pero el miedo a llevar el rumbo del “barco a Ítaca” dejó el timón a Convergència, que continuó a la suya, eso sí, cediendo la consellería de economía a ERC; la consellería donde menos margen de maniobra tenía ERC y, debido al recorte presupuestario de Madrid, la consellería donde si seguían haciendo recortes, los perjudicados de cara a la población era la propia ERC: una jugada maestra de Convergència.

Por estos motivos, Convergència, que ya empezó la pre-campaña electoral desde Bruselas para el 21-D, ha estado intentando volver a repetir una alianza con ERC. La jugada es buena se mire por donde se mire para Convergència, pues pone entre la espada y la pared a ERC, que siguiendo con un líder que no se atreve a gobernar (que ahora está en la cárcel, y tienen a una lideresa peor aún, mintiendo sobre el uso de la fuerza, etc) y ante los resultados de las últimas encuestas que la dan como ganadora,  no tenía más remedio que aceptar el órdago o ir a por todas y atreverse a gobernar de una vez. Y si al final ERC no consiguiera las alianzas necesarias y acabara en la oposición, Convergència se lo recordaría toda la vida: “el partido que al no ir unidos dejó perder la oportunidad de conseguir -implementar mejor, porque dicen que está vigente- la independencia de Cataluña”.

En cualquier caso, ahora está claro que ERC irá sola a las elecciones, y con las encuestas de cara, va a tener que gobernar sí o sí… siempre que Ciudadanos se lo permita, pues no paran de subir en las encuestas, y aunque todos sabemos que éstos luego se deshinchan en las elecciones generales, en las elecciones catalanas ha sido siempre justo al contrario. ¿Y si ganara Ciudadanos las elecciones?

Una duda que me salta a la mente una y otra vez estos días: si habían declarado la independencia y querían continuar “sí o sí”, ¿por qué los partidos independentistas se presentan a unas elecciones que ha “convocado” el gobierno español? A lo mejor es que nunca han querido de verdad proclamar la independencia de forma unilateral y han montado todo este circo para simplemente seguir en el poder.

Y en toda esta formación de bloques (155 – indepes), los mayores perjudicados han sido los comunes y las CUP, justamente los que proponían medidas sociales para rescatar a una población destrozada con más de 10 años de crisis y recortes, con privatización de sanidad (Cataluña siempre ha sido la más avanzada en ello –confirmado hasta por gente de ERC), con paro que a duras penas baja del 20%, con subidas de la electricidad que en España se paga a precio de oro para enriquecer a unos cuantos, etc. ¡La polarización les ha venido de perlas! Sí, pero no a los más vulnerables, si no a los de siempre. Parece que estuviera hecho a posta. Cuando polarizas de esta forma y no cabe la discrepancia, todo lo demás muere, pues se han encendido las emociones de la gente usado métodos provenientes de la publicidad para manipular sin ningún miramiento a la población. Y para esto, la televisión pública catalana ha sido el vector inductor.

Con este escenario, el juego de tronos catalán prepara la apertura de la siguiente temporada con más de lo mismo, pero diferente, porque nunca hay nada igual. Solo queda responder a la incógnita:

¿Quién “morirá” en el siguiente episodio?

A. López Tena: “No vull formar part de tota aquesta farsa”

A. López Tena:

Interesantísimo análisis de Alfons López Tena del proceso independentista catalán (siendo él independentista). Coincido plenamente en lo que dice, pues muchas de las cosas que comenta ya las he dicho yo aquí en varias ocasiones.

Alfons López Tena, polític independentista, ha visitat el programa com a defensor de l’independentisme però amb un perfil diferent del que estem acostumats. Assegura haver treballat sempre per aconseguir la independència per a Catalunya, però és crític amb el procés: “No vull formar part de tota aquesta farsa.” Per il·lustrar-ho, ha volgut recordar el moment …

Fuente: A. López Tena: “No vull formar part de tota aquesta farsa.” – 8 al dia amb Josep Cuní – 8TV

Convergència quiere pactar con España

La tertúlia, sobre els resultats del CEO - 8 al dia amb Josep Cuní - 8TV

Parece que Convergència tiene dos relatos, uno el que cuenta en la televisión pública catalana (CCMA) y otro el que cuenta en EE.UU.
Mientras en Cataluña siguen con el discurso del referéndum “Sí o Sí”, en EE.UU. quiere pactar con España.

En el minuto “5:06” del video que hay en el enlace de la fuente, responde a la pregunta del entrevistador:

– ¿Cuál es la meta, cuándo anticipan ustedes que ocurra?
– Convocar un referéndum para que se celebre antes del fin de septiembre. Estamos en ese camino. Solo hay algo que pueda alterar esto, y es un acuerdo con España. No nos queremos desentender de España, jamás. Nos queremos reentender con España, no desentender.

Recalco:

“Solo hay algo que pueda alterar esto, y es un acuerdo con España”

Fuente: La tertúlia, sobre els resultats del CEO – 8 al dia amb Josep Cuní – 8TV

El PDeCAT busca la tercera vía (que nunca abandonó)

Ayer se supo que Rajoy y Puigdemont se reunieron el 11 de enero de 2017. Según ha comentado Josep Cuní en su programa, no se llegó a ninguna conclusión sobre lo que se debatió en dicho encuentro (un referendum pactado).

Hace unos días, Artur Mas volvió a escena para decir que existe una tercera vía. Sí, lo dejó caer el adalid del movimiento independentista catalán desde 2012.

Está claro que la ex-Convergència siempre vuelve a la negociación y al acuerdo con España por mucho que trate de irse por otros derroteros: la oveja siempre vuelve al redil.

Comenté hace tiempo que con Convergència nunca se llegaría a la independencia y la gente no me creyó. En 2017 termina el plazo para “hacer algo” al respecto según “el full de ruta català”, y después de que Puigdemont “hiciera un Mas” (en palabras de Pilar Rahola) el 11 de enero, la alternativa está clara para Convergència. Ya han creado la exasperación en gran parte de la población catalana que odia cualquier frase donde esté contenida la palabra España. Y tienen a ERC cameladita, prácticamente comiendo de su mano. Hace pocos días salía la portavoz del PDeCAT diciendo que si hay elecciones, éllos estaban preparados. Todo esto no ocurre porque sí.

Este año 2017 habrán elecciones en Cataluña. Es casi imposible que se repita lo de “Junts pel sí”, y probablemente ganará ERC. Y el marrón de la independencia quedará para éstos, ya que el PDeCAT se desvinculará de ello, abogando por esa tercera vía que hace unos días reabrió Mas. Sí, Mas, el mismo que dijo que esa tercera vía no existía y que en 2012 inició su rumbo a “Ítaca”. Pues parece que el rumbo de ese barco acaba de cambiar radicalmente. Por otro lado, Junqueras lo tiene muy difícil, ya que no es un líder natural como Mas para arrastrar masas, por lo que creo que el gobierno de ERC no durará mucho, y al final los ex-convergentes, con el partido renovado y nuevo nombre -pero con, prácticamente las mismas caras-, se las ingeniarán para volver a ganar las elecciones en algún momento bien cercano.

Con todos estos elementos metidos en el cóctel, lo que atisbo a ver otra vez es la gran inteligencia del PDeCAT, que consigue que vaya pasando el tiempo para que no le ocurra nada a Pujol y los convergentes metidos en procesos judiciales (España solo ataca con el tema Pujol cuando le interesa), y mientras va manteniendo el poder (o se mantiene influenciándolo de forma muy cercana).

ERC tendrá pronto una oportunidad, la última quizás para hacer un referéndum, pero sinceramente creo que no sabrá jugar sus cartas, pues siempre se las han jugado los ex-convergentes por su falta de liderazgo.

Y mientras tanto, Mas aprovecha el tiempo para empezar la campaña electoral: ayer noche en una conferencia en el País Vasco con Ibarretxe. Lo primero es empezar a dejarse ver más frecuentemente e ir preparando el imaginario público catalán para hacerles saber que existe. Faltará ver cómo se vende ahora.

Y la última incógnita que queda por despejar es: ¿para cuándo Mas se rapará el pelo al cero al estilo Ibarretxe?

Los cuñados de ERC y los grandes estrategas de Convergència

Los de Convergència son muy inteligentes. Sin tener fuerza electoral, aún están en el poder con la “excusa independentista”. ¿Alguien se cree que Convergència haya querido nunca verdaderamente la independencia de Cataluña? Fueron capaces de convencer a ERC para que les dieran su apoyo engañándoles con la excusa de la independencia (Juntspelsí). ¿Y dónde está ERC? Han desaparecido del mapa. Les dieron el poder en el dinero (en la parte económica), donde menos margen de maniobra había debido a los recortes y controles desde Madrid. Y encima consiguieron poner en contra a las dos izquierdas independentistas con los presupuestos: ERC y CUP. Magistral.

Apuesto a que hacen el referendum, sale no y en las siguientes elecciones gana Convergència, negocia cuatro migajas con Madrid (como años ha) y hasta consiguen que amnistíen al “Pujol”. Magistral.

Artur Mas da un paso al lado

Artur Mas da un paso al lado pero pone a uno de sus más cercanos colaboradores al mando para no perder el poder de decisión (un testaferro). Y mientras la legislatura se desarrolla, Mas tendrá tiempo de refundar su partido y así intentar ganar próximas elecciones, que se prevee bastante pronto por la inestabilidad que generará la CUP en el gobierno.
La CUP cede y se subordina a Junts pel Sí (JxS) con este acuerdo. El beneficiado aquí es CDC y consecuentemente, Artur Mas. Hay que reconocerle a este hombre lo buen estratega que es, ya que parece estar usando una estrategia al estilo “Putin” (dejar el poder por un tiempo para luego regresar con más fuerza).
Por otro lado también gana PP, al avivarse la confrontación PP-Cataluña, venida a menos en los últimos meses.