Todas las entradas de: opium

PSOE: La historia se repite

Tal y como comenté hace más de tres años en esta entrada, la historia se repite. El PSOE, que por mucho que haya dicho que quería pactos con Podemos (insistió en ello en campaña), está claro que no los quiere y que lo que quiere es gobernar en solitario.

El martes pasado Adriana Lastra decía esto:

Hace más de tres años, Antonio Hernando dijo esto:

Un poco más light lo de Adriana Lastra, pero la misma esencia. Al final es todo una estrategia para que Podemos no llegue nunca al poder. Solo hay que ver la manipulación mediática que ya está ocurriendo: casualmente, el mismo día sale el CIS, y aunque la mayoría de gente prefiere un gobierno de coalición (26%), se manipula diciendo que no es así. Un ejemplo claro es La Sexta. Esta captura es de una encuesta que hicieron hace unos días, pero en esencia están diciendo lo mismo.

En la imagen se ve que el 51,5% de los votantes del PSOE quieren coalición, pero sacan un resultado inferior (40,9%) al hacer la media entre votantes de los otros partidos, dato que no es relevante, ya que a la hora de hacer una coalición, la opinión real que importa es la de los votantes del PSOE.

Está bastante claro que el PSOE es un partido del sistema que se disfraza con piel «de izquierdas» para hacer creer a la gente que realmente son de izquierdas, cuando nunca lo han sido… al menos desde que llegó Felipe González y lo convirtió en lo que es ahora: una estafa. Y lo peor es que los medios manipulan la opinión pública para seguir con esta mentira, que siguen creyendo. Pero esos medios ya solo manipulan a la gente mayor, porque las nuevas generaciones que se informan por otros medios, ya no son tan fácilmente manipulables. El problema es que el grueso de la población que vota es cada vez mayor y sigue informándose a través de los medios clásicos manipulados por el poder.

En resumen: la estrategia del PSOE es dejar pasar el tiempo hasta otras elecciones, a ver si el panorama para entonces cambia un poco y rasca más votos para al final conseguir gobernar en solitario o ver si algún partido de derechas le ayuda en la investidura. Además, hay que tener presente que en octubre muy posiblemente saldrá la sentencia de «el procés», previa a las posibles nuevas elecciones que habría en aproximadamente en noviembre. Dependiendo de la sentencia, el panorama electoral para esas posibles elecciones de noviembre quizás cambiaría y acabaría moviendo un poco los resultados para que al final se consiguiera hacer gobierno.

La gran mentira del vloguer «quantumfracture»

Viendo videos en youtube me encuentro un día este video del «vloguer» QuantumFracture:

En él habla del cambio climático y su justificación científica y hace una reflexión sobre si podemos ayudar o no a cambiarlo, incitando un poco en el final del video a la gente que lo está viendo a hacer algo. Al parecer, hubo mucha controversia en los comentarios del video, y a la semana siguiente decidió hacer otro video para contestarlos:

Al final de este segundo video, habla sobre el tema de que normalmente se culpabiliza al individuo (y lo que puede hacer para evitar el cambio climático) cuando en general, la mayor influencia sobre el cambio climático viene de grandes compañías (propietarias de centrales térmicas, etc, que son las que más contaminan), y que la forma de contribuir al cambio es con nuestro «voto».

Bueno, hasta aquí todo bien, muy bonito, creíble y bien explicado… hasta con cierto romanticismo por aquello del «voto». El problema aparece cuando ves en el final del primer video que ha sido patrocinado por «IBERDROLA», cosa que también se puede leer en la descripción del video:

Vaya, Iberdrola patrocinando un video que nos da todo tipo de argumentos y nos explica que el problema del cambio climático viene de las grandes compañías que contaminan y justo el mismo video está patrocinado por una de éllas. ¿No será que están intentando «blanquear» con este patrocinio su comportamiento «destructivo» para el medio ambiente?

No hay más que echar un vistazo a los activos que tiene Iberdrola en España para ver y entender realmente a qué se dedica esta empresa: Iberdrola en Wikipedia.

Posee 2 centrales térmicas y 7 de ciclo combinado (las que más contaminan con CO2 y otros gases) y explota, ella sola o junto a otras compañías, hasta 6 centrales nucleares. No hay que desmerecer que también están en el negocio de las renovables, pero el grueso de su producción está claro que favorece al cambio climático, según las afirmaciones que el mismo video justifica.

Es muy habitual que este tipo de empresas relacionadas con la producción energética (Gas Natural y Repsol también lo hacen) patrocinen espacios en televisión como la previsión climática de muchos programas de noticias y programas «a favor» o que hablan de ecología y medio ambiente. Una práctica común para generar una imagen «verde» de cara a la gente, cuando en realidad contaminan muchísimo y son los máximos responsables del cambio climático (y eso lo dice el mismo vloguer en el video). Pero parece que con la caída de la televisión y el uso cada vez más extendido de la red para todo tipo de usos, están moviéndose hacia nuevos nichos publicitarios, como son los «youtubers» famosos.

Sinceramente, el comportamiento del vloguer QuantumFracture resulta hipócrita y despreciable a la vez, y escribo esta entrada de blog para que la gente sepa qué hay detrás de que vá el tema y cómo se vende por dinero aceptando este tipo de «encargos» donde los que más contaminan intentan «blanquear» sus comportamiento.

agua y aceite

Sobre el tema del independentismo catalán y ERC y JxCAT: el agua y el aceite no se mezclan; pueden mezclarse si se agitan mucho, pero cuando regresan a una situación de reposo, se separan y cada uno vuelve a su lugar.

La Sexta: ¡quién te ha visto y quién te ve!

Maldita Hemeroteca | Albert Rivera, en 2008:

Hace 3 años, podían verse programas como este en La Sexta, donde le hacían una «Maldita Hemeroteca» a Albert Rivera y le sacaban todo tipo de incongruencias, etc. Hoy día ha dado un giro de 180 grados, virando descaradamente a la derecha. Los tertulianos que traen a la mayoría de programas son cada vez más de derechas (y cada vez más radicales), y los que traen de «izquierdas», son los menos aptos para debatir (para que se los «merienden» los tertulianos de la derecha).

Hoy, para ver algo similar hay que ir a twitter:

En los últimos días le han dado una relevancia brutal al congreso del PP y a Casado. Y antes de la moción de censura, a Albert Rivera y Ciudadanos. Parece que están más por dar protagonimo al PP para que se regenere lo antes posible y vuelva el bipartidismo de toda la vida.

Vamos, que La Sexta hace más por mantener el bipartidismo y que nada cambie, que ninguna otra cadana, incluida RTVE. Pero es normal y ya se veía venir que el poder iba a jugar sus cartas: moción y entra el PSOE para «regenerarse», y luego bombo y platillo al PP para que se fulmine a Ciudadanos. Ah, y de paso se cargaron el programa de «Las Mañanas de Cuatro», único programa a nivel estatal que ofrecía algún tipo de alternativa al sesgo de los demás medios españoles.

Cuando le preguntan si es de derechas o de izquierdas, Albert Rivera siempre tira por la tangente: ni rojos ni azules. Pero no siempre ha estado tan indefinido. En 2008, el eurodiputado Jordi Cañas afirmaba: «Nosotros somos un partido de izquierdas». Por su parte, Albert Rivera: «Nuestros estatutos marcan que somos un partido liberal progresista socialdemócrata, donde ocupamos un espacio de centroizquierda». Ya no consta en sus estatutos, pero sí en su página web. Un año después, Albert Rivera, aún de centroizquierda, pactó para las elecciones europeas con Libertas, un partido ultracatólico, ultraderechista y euroescéptico.

Fuente: Maldita Hemeroteca | Albert Rivera, en 2008: «Somos un partido de centroizquierda»

La muerte de la TV tradicional en España: las audiencias tienden a caer por sexto año consecutivo

La muerte de la TV tradicional en España: las audiencias tienden a caer por sexto año consecutivo

Hace años que la TV convencional se está yendo a la mierda. Vengo diciéndolo como mínimo desde hace unos 15 años. Recuerdo en mi niñez/adolescencia que la TV valía la pena: había programas de música, ciencia, películas, etc, y eran buena esa programación. Hoy no hay nada de todo eso: «reality shows», basura política, postverdad, noticieros con información totalmente sesgada y/o manipulada, etc. Ya prácticamente no veo nada, no vale la pena. Pero no solo en España; prácticamente en ningún otro país del mundo encuentras nada, salvo contadas excepciones. ¿Nos quieren estúpidos, tontos y fáciles de manipular, o es que quieren matar la televisión abierta y que solo exista la de pago?. Sea lo que sea, hoy en día, el contenido de interés está en youtube.

La audiencia de la televisión lineal cae en tres de los cuatro meses registrados en 2018 respecto a los mismos meses de 2017 mientras crecen el pago y el consumo en diferido

Fuente: La muerte de la TV tradicional en España: las audiencias tienden a caer por sexto año consecutivo

Eventos culturales como arma de manipulación política en TV3 (CCMA)

Simona Levi al Grec

Normalmente, TV3, en sus telediarios suele ser bastante sutil y su manipulación política es indirecta, dejando al espectador que piense, que forme su opinión, opinión en cambio, totalmente dirigida.

Hoy he visto el corte adjunto en el Telenotícies Migdia, hablando de una producción de la directora teatral Simona Levi. Esta señora estuvo involucrada desde principios de la década en varios proyectos reivindicativos y hasta llegó a formar un partido político. Pero en el corte se dedica a desacreditar directamente al partido Podemos diciendo que sus procesos de votación no valen nada y que algo como lo que se vivió en cataluña el 1 de octubre de 2017 era algo ejemplar.

El corte de video empieza definiendo a Simona Levi como activista, y que hizo una obra de teatro donde desenmascaró todo lo que había detrás de las cloacas del estado. Con esto ya le dan la autoridad para que todo lo que se diga después sea encasillado como algo reivindicativo y dentro del mundo del activismo, algo que se une magníficamente al activismo del independentismo catalán.

Creado este ánimo en el espectador, continúan con la información de la obra y sale élla diciendo que «los partidos simulan que las bases cuentan, pero que en realidad no cuentan de verdad». Y se queda tan ancha, sin ningún otro argumento que eso, solo eso! Luego dice que todos los partidos han imitado el «estilo Podemos, que chalet sí chalet no, la ciudadanía pueda ser parte de las decisiones». O sea, que en la frase mete el asunto de la casa que se compraron Pablo Iglesias e Irene montero, así, sin pestañear y sin venir a cuento!

Perfecto, ya tenemos a alguien que se considera «activista» y con el argumentario de un bebé de 2 años en pantalla dando lecciones.

Continúa diciendo que «que todo el mundo opine, no es participación». Y se vuelve a quedar tan ancha. Pues si no es participación que todo el mundo opine sobre un tema, señora Levi, ¿qué es participación?

Mientras, la voz «en off» sigue narrando y diciendo que en la obra, «el público vota y vota respondiendo a preguntas inútiles que hacen cada vez más absurda su participación». Aquí intentan generar el pensamiento de que algunas votaciones no sirven para nada. Claro, ya ha introducido la palabra «chalet» y «Podemos» anteriormente. Por tanto, la gente que está viendo esto puede deducir que «algunos procesos de participación» no son legítimos.

Insuperable. Algunos procesos de participación no son legítimos. ¿Y cuáles son legítimos?

Levi sigue hablando del 1-O, diciendo que la «sociedad civil ha tomado tanta responsabilidad que ha ‘tomado muchas hostias’. Es una de las representaciones más claras de que el sistema no quiere que participemos, porque esta sí es participación». ¿Ah, sí? ¿Esta sí es participación, pero la de los demás partidos no lo es? ¿Quién es «el sistema»? Otro dogma que nos tenemos que tragar sin ningún argumento que lo explique.

Y termina la periodista tachando a Levi otra vez de «activista y destapavergüenzas», que provoca dudas y preguntas, ahora sobre el acceso de participación, diciendo que es una «herramienta más de manipulación del sistema». Firma la noticia Merçé Sibina.

Es decir, la participación es una herramienta de manipulación del sistema. Claro. Y el 1-O no lo fue, porque esa sí fue participación de verdad, porque hubo ‘hostias’. Ya.

Impresionante argumentario. Impresionante obra de teatro debe ser también. Impresionante nota de prensa de Sibina. Impresionante como siempre, TV3. Periodismo serio…

Me he quedado patidifuso. Pero no me sorprende, sobre todo después de ver que esta mujer en los últimos tiempos se ha integrado en el proceso independentista catalán. También le debió generar mucho resquemor que sus proyectos políticos no proliferaran y se vieran superados por las fuerzas políticas de Podemos y sus confluencias. Con todo esto en el cócktail, no es muy complicado ver que haya podido hacer una obra como esta y que TV3 la haya sacado en su noticiero para darle toda la difusión posible. Muchas veces no se sabe muy bien cuál ha sido la causalidad de muchas cosas que salen en TV3 y actos y sucesos de la vida real.

Porque TV3 aprovecha cualquier evento, noticia o suceso para seguir descalificando al partido Podemos como viene haciendo desde los últimos años: lo importante es echar cualquier vestigio de Podemos o sus confluencias del Ayuntamiento de Barcelona. Y mucho más que vamos a ver en los próximos meses, a menos de un año ya de las elecciones municipales. Porque no olvidemos que detrás de TV3 sigue estando Convergència, partido político que no ha soltado el poder desde que entrara en la Generalitat con Artur Mas y que vió como perdía poder en Barcelona cuando Ada Colau entró en el ayuntamiento de la capital catalana.

La cultura sempre ha tingut un punt reivindicatiu i, sovint, els textos teatrals tenen un marge més ampli per dir coses que formalment costen més de dir. I precisament aquest marge és el que aprofita la directora Simona Levi per qüestionar-se el concepte de participació política, a «Realitats avançades 2. Enlluernats per la democràcia».

Fuente: Simona Levi al Grec

Prisión permanente revisable: linchamiento social

Acabo de ver en la televisión una manifestación de hoy mismo (sábado, 21 de abril de 2018) de familiares de víctimas de delitos graves (asesinatos de niños, violaciones, etc), pidiendo la prisión permanente revisable.

«Prisión permanente revisable», un eufemismo de «cadena perpetua».

Viéndolo me ha recordado a esos linchamientos que se hacían antiguamente cuando la gente «decidía» que había que matar a alguien por un delito que éllos mismo habían juzgado y sentenciado.

Al fin y al cabo, esa manifestación es lo mismo, pero de forma actualizada al día en que vivimos hoy. No deja de ser una «venganza» y no tiene nada que ver con la justicia. Está demostrado que un potencial asesino no va a cambiar su comportamiento por una pena de 25 años o una de cadena perpetua, es decir, que no tiene un efecto disuasorio.

Está claro que hay una derechización de la sociedad actual, sobre todo en Europa, adalid de los derechos humanos y la justicia, aunque cada día quede menos de todo ello. ¿Será eso consecuencia de la neoliberalización que está sufriendo? Seguramente, pues la neoliberalización suele llevar acompañada dicha derechización de la sociedad, producto fundamentalmente del individualismo que fomenta e inculca para separar a la sociedad y así sea más fácil que pueda ser controlada por el poder real. La pregunta que deberíamos hacernos es si esto nos lleva a algún lugar o tiene futuro una sociedad así, dividida. Hay que pensar que la especie humana ha llegado hasta aquí debido a la colaboración social. Si rompemos esto, ¿qué futuro nos espera?

Manipulación en las encuestas del 9N catalán

urna 9n

Hace unos días me encontré a un amigo que trabaja en un call center, y como hacía tiempo que no le veía, intercambiamos varias anécdotas de la vida y del trabajo. Una de las anécdotas me resultó curiosa y por eso he decidido compartirla en mi blog para que la gente vea la manipulación que hay detrás de las encuentas políticas que se hacen en España (y este caso debe ser la punta del iceberg, sobre todo viendo lo ocurrido en las últimas elecciones habidas en España).

Mi amigo me contaba que en el call center donde trabaja suelen realizar encuestas durante un tiempo según el cliente que contrate sus servicios. Suelen ser encuestas preparadas donde en un ordenador les vienen las preguntas y una lista de teléfonos fijos a los que llamar. Ellos van llamando e introducen los datos de las respuestas en el ordenador.

Un par de meses antes del 9N de 2014 (día de la consulta catalana), les llegó un encargo para realizar una encuesta relacionada con el 9N y el independentismo en Cataluña (el cliente era de Cataluña, no puedo decir más). Mi amigo me decía que normalmente los datos de las personas que ofrece el programa informático están recabados de forma en que tratan de obtener la mejor muestra posible de población para que sean fiables (con un margen de error dado). Los empleados del call center empezaron a realizar la encuesta de forma profesional con los datos que les ofrecía el programa informático, pero conforme avanzaba la encuesta, se iban conociendo resultados parciales por los empleados (no pregunté cómo) y en un momento dado arrojaba un 30% de sí a la independencia y un 70% que no.

Como a los que contrataron la encuesta no les gustaba el resultado, se decidió hacer modificaciones a la encuesta en curso: los empleados del call center usarían los datos del ordenador como siempre, pero en lugar de llamar al teléfono fijo, tendrían un papel (cada empleado) con una lista de teléfono fijo (que coincidiría con el del ordenador) y un nuevo teléfono (esta vez un móvil). Por tanto, para cada llamada tendrían que buscar el teléfono fijo que aparecía en el ordenador en la lista del papel que les habían proporcionado y llamar al teléfono móvil en lugar de al fijo que aparecía en el ordenador. Pero las respuestas que ofrecía la persona a la que llamarían los pondrían en el ordenador (asociados a ese número fijo). Es de suponer que los teléfonos móviles de la lista en papel pertenecían a gente más afín al movimiento independentista catalán.

Lo más sorprendente de todo es que el resultado seguía arrojando resultados que no eran del agrado del cliente que había encargado la encuesta. Al final se publicó esta encuesta en los medios de comunicación catalanes con un resultado muy igualado, resultado que no tenía nada que ver con el que arrojo la encuesta que realizó la empresa.

Por supuesto, esto no hay forma de demostrarlo, pero sinceramente creo que lo que me contó mi amigo es cierto, porque le conozco de hace muchos años y sería absurdo inventarse una anécdota tan enrevesada para atraer mi atención.

Por último, creo que si en algo no oficial como la consulta catalana del 9N se llega a realizar este tipo de manipulación de datos, ¿hasta dónde pueden llegar (o ya ha llegado) en las encuestas para eventos oficiales de carácter muy relevante, como pueden ser unas elecciones españolas a nivel estatal o de una comunidad autónoma? Es por eso que creo que la mayoría de encuestas fueron manipuladas en el 26J de 2016, con el consecuente resultado que hubo en las elecciones (es decir, encuestas manipuladas previas a los comicios para manipular sus resultados, todo de forma muy bien elaborada). En cambio, en las elecciones del 20D de 2015 no creo que se manipularan mucho las encuestas, solo la «subida» artificial de Ciudadanos para hacer creer a la gente que eran relevantes y que así les votaran más.